jueves, 15 de diciembre de 2016

Escritores y amigos



La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.
Aristóteles.



Después de unos días pensando sobre qué escribir en mi última entrada del año y ya que los libros que me he traído entre manos, a pesar de ser obras maestras de la literatura, no me han inspirado como para dedicarles una entrada, he llegado a la conclusión de que quienes verdaderamente se merecían mis últimas palabras escritas en este blog en el 2016 eran mis amigos. La imagen de Cortázar (con máscara) y García Márquez me da pie para escribir sobre uno de los regalos que me ha dado este año: amigos que escriben.

La amistad es más difícil y más rara que el amor, por eso hay que salvarla como sea.
Alberto Moravia.

NUEVOS AMIGOS...

Gracias a las redes sociales y a que una empieza a moverse en círculos en los que encuentra personas con los mismos intereses y pasiones (libros, escritura y cultura en general) este año que encauza su recta final, me ha proporcionado el contacto y el incipiente comienzo de relaciones que estoy segura que se mantendrán y crecerán a lo largo del tiempo. Hoy me gustaría dedicarles unas palabras a personas especiales...

Me encanta de Eli su pasión inconmensurable por la escritura y las palabras, es algo realmente llamativo e incluso "raro" encontrar una persona con esa pasión que le desborda de una forma especial. Os recomiendo leer su blog y para que abráis boca os dejo uno de sus micros. Gracias por todo lo que me has ayudado este año, Eli.

"Pintamos amaneceres de colores intensos, mañanas de sonrisas, madrugadas de desvelos, planes, riñas, besos, sueños... Desvaríos constantes entre tu piel y mi cuerpo, atardeceres de vino, canciones y versos. Marchó la juventud calmándose el fuego, dando paso a la vejez y a un amor sincero, que cimentamos a base de momentos alegres y también adversos".

Esther Pujol.

Su dulzura atraviesa la pantalla y a pesar de que nos conocemos muy poco ya somos capaces de pensar la una en la otra cuando estamos ausentes. Esther escribe genialmente, es un diamante que solo hay que pulir un poco más. Para muestra un botón. Gracias Es, preciosa.

"Poco antes de que los domingos fueran amargos mi abuela solía dedicarlos a la dulce tarea de preparar tartas. Con pulso tembloroso, recortaba las recetas que publicaba la revista semanal y posteriormente las elaboraba con una dedicación propia de las abuelas de antaño. De riguroso luto y un delantal a cuadros, blancos y negros, que agarraba a la pechera de su jersey con alfileres, mezclaba los ingredientes en aquella antigua y resquebrajada vasija de barro. Nunca pude igualar el sabor de sus bizcochos y creo que el secreto estaba en aquella olla que se quebró el día que resbaló de sus viejas manos".

Catalina Saavedra.

De Catalina me gustan mucho sus descripciones, escribe de una forma tan visual que te transporta al escenario de forma inmediata. Catalina es de una generosidad inusual, sin conocerte en persona es capaz de invitarte a su casa o bordarte el cojín de lectura más precioso que se pueda imaginar. Eres un enorme sol. Os dejo un trocito de un relato suyo.

"Todo es felicidad de la buena, pero este estado de gracia dura poco. Mi primer encuentro con lo real es el paso del carricoche al tacataca; un aparato en el que tengo que aprender a andar. Es divertido, me impulso con mis piernecitas, aún torcidas de puro tiernas, hasta que cojo carrerilla y, me tiro contra la pared.Con el tacataca nunca se choca. Eso es lo mejor.Lo paso bomba. Nadie me controla. Se ve que consideran este artilugio, de hierro y tela, un lugar seguro".

Pedro de la Rosa.

¡¡Este canario guasón es lo más!! Mira que escribe bien este amigo, sus micros me encantan y aquí os dejo uno de ellos. Espero que un día nos conozcamos en persona... ¡Mr. Snow!

EN LA BIBLIOTECA
Aquel día en la biblioteca. .. escogí un libro maldito. Vagué distraído por sus estanterías, y me llamó la atención. Elegí aquel libro; o él me eligió a mí. 
Su lomo robusto, su portada roja brillante, su tacto aterciopelado e hipnótico. Abrirlo creó un vínculo que no he podido romper. Aunque sus primeras frases me advirtieron:
"Bienvenido a mi mundo. No sigas leyendo, o no te dejaré ir... jamás "
Debí hacer caso. Sus páginas nunca se terminan. Cuando no leo, me pierdo entre los pasillos, soy invisible para todos, nadie me oye, no encuentro la salida; no desfallezco pero ya no sé en qué día, mes o año estoy.
Y tengo que volver al libro, encadenado a sus palabras, a su poder maléfico. Dominado por su doctrina grabada con sangre de tinta, sé que nunca llegaré al final.

Cristina Núñez.

Aún nos conocemos poco, pero desde hace tiempo vengo dilucidando las cosas que tenemos en común. Cristina ha recibido ya varios premios gracias a lo bien que escribe, y para que entendáis mejor porqué aquí tenéis una pincelada preciosa de su relato "Con V de valiente"... Un beso muy fuerte, Cristina.

"En su habitación no había puerta, pero una cortina colgando de dos chinchetas le parecía suficiente intimidad. Siempre olía a café y a suavizante y al entrar jamás volví a sentir frío. Compartíamos despacho y, apartar los papeles para comer juntas un bote de garbanzos con chorizo, me parecía el mejor momento del día. Amante de la lectura, robaba minutos a las horas para devorar libros. Jamás me llamó por mi nombre y cada vez que me decía “hija”, sentía que de algún modo, ambas deseábamos que así fuera". 

Miguel seguramente sea el más experimentado de los amigos que aquí menciono. Gracias al proyecto que tenemos en común (junto con algunos de los escritores presentes) he descubierto a un narrador que merece la pena (y mucho) leer. En su blog podéis encontrar sus libros y sus actividades. De momento, yo me quedo con uno de tus relatitos, deseándote muchísima suerte en todo lo que emprendas, compañero.

LA TIERRA DE LOS HOMBRES HAMBRIENTOS
Para que no se enteren de que me he marchado voy a dejarte en mi lugar. Tranquilo, si mantienes la boca cerrada no notarán la diferencia. Bien pensado, nunca me han escuchado así que aunque hables no tendrán forma de descubrir que eres un nuevo hombre hambriento. Por lo demás, lo único importante es que se sientan bien cuando te llenen el cuenco. Sonríeles y después desaparece de su vista. Sigue mis consejos y siempre te ayudarán, pero recuerda, no lo harán porque no tengas nada, lo harán para que nunca tengas nada.

Rita y Aurora.

No quiero olvidar a dos compañeras que voy conociendo poco a poco y os animo a seguir: Rita Piedrafita y su palabrasencadena.blogspot.com.es/ no tienen desperdicio. Tienes que seguirlo si quieres estar al tanto de lo que se cuece en el panorama literario. ¡Lo que habré aprendido ya gracias a ti!

Y Aurora Rubia con su "Desdicha de ser salmón" www.facebook.com/ladesdichadesersalmon (¡Mira que me gusta ese nombre!), lleno de pinceladas que merecen la pena disfrutar. ¡Seguimos en contacto, chicas!

Eva y Puri.

Tampoco quiero dejar de mencionar a dos amigas que no terminan de creerse lo bien que escriben:

- Eva Gallego, cuya sensibilidad traspasa las ondas. Lo haces realmente genial, Eva. Con tu permiso comparto un trocito de "Sin ti no soy nada... O eso creía ella". Un relato maravilloso:

"Era tan cotidiano y tan fácil para ella dejar que pasara la tormenta, que volviera a amanecer, saldría el sol, conseguiría seguir respirando y sólo esperaría de nuevo el huracán que tenía nombre propio y ya conocía, y que una y otra vez la arrastraba al inframundo, pero era tanto tiempo sufriendo las tempestades del odio, de lo incomprensible, que había aprendido a agarrarse con uñas y dientes a la vida, era cuestión de costumbre".

- Purificación López, empezamos a conocernos, pero sin duda hay "feeling", y además, ya hemos compartido muchas cosas. Ojalá en el 2017 sigas animándote a escribir, tienes madera... No lo dudes. Comparto este pedacito de "El premio":

 "La escritora coloca en el atril un cuadernillo y mira a su auditorio que espera medio dormido que comience. Pero lo cierra, levanta la mirada y comienza a hablar. Su voz resuena firme y clara: "ESTÚPIDA". De repente el silencio es absoluto, la gente se despierta, los componentes de la mesa se miran nerviosos, las cámaras acercan los objetivos a su rostro. No se dirige a nadie ni agradece el premio. "ESTÚPIDA -continúa-. Siempre me llamaba así cuando cometía algún error"."

... Y ANTIGUOS AMIGOS.

Armando se lleva el tirón de orejas de este año (jajajajaja, es broma). ¿Cómo has podido? ¡Sólo una entrada en todo el año! jajajaja Me encanta leer el blog de este abogado que habrá tenido un año muy ocupado para no escribir mucho; soy ferviente seguidora de sus palabras, y él lo sabe, y las echo de menos. Si entráis a su blog no dejéis de leer "Sinforosa".

"Balbino ha sido toda su vida un luchador, sin rendirse nunca, un luchador material y espiritual, que nunca ha desfallecido, que lo que no le daba la vida, se lo daba Dios, y siempre confiando en la providencia. En esa lucha él creó su familia, la sacó adelante, con su trabajo honrado y constante, y cuando venían mal dadas, a luchar, siempre a luchar, y adelante, siempre adelante."

Mencha y sus vidas ajenas... Es uno de los blogs literarios que más me gustan. Esos trocitos de literatura son brillantes, escritos con una inteligencia sublime que reflejan una personalidad difícil de encontrar. Men, gracias por ser un apoyo tan importante este año y desde que nos conocemos. I love you.
     
ME IMPORTA UN CARAJO
Y en vano intentas afectarme, pues estudié con los mejores maestros de la indiferencia: la escuela de Camus, Caballero de Acuario, de la que aprendí a alcanzar el cero absoluto, la total intransparencia respecto al entorno, que es sólo ruido, tonterías de tu boca.

No podía terminar esta entrada de "Escritores y amigos" sin mencionarte a ti, "culpable" de esa serpiente (que no gusanillo) por la escritura que crece en mí y que cada vez es más grande. Aunque este año Salva Terceño no ha sido un gran productor de entradas en su blog, en su caso, y aunque también las echo de menos, no es lo más importante literariamente hablando. Su creación de microrrelatos, relatos y otros escritos es más que considerable. Me ha fascinado, me fascina y, sin duda, me fascinará siempre su forma de escribir, su estilo único que puedo reconocer casi invariablemente. Gracias por todo lo compartido, amigo, no dejes de escribir.

EL MAR Y EL PECIO
No era el mar pero se le parecía, sobre todo cuando me observaba mucho tiempo o cuando se enfurecía y rugía. Luego, acariciaba la orilla con sus dedos espumosos, alejándose poco a poco, mientras borraba las señales y las huellas. A ratos, sabía refrescarme con su aliento salino o azotarme incansable hasta erosionar mis restos. A ratos me hacía surcar o encallarme, rielar o pudrirme, flotar o hundirme hasta no dejar el menor rastro de mí.

ESCRITORES Y AMIGOS... ¡QUÉ SUERTE TENGO!
GRACIAS POR ESTAR AHÍ.